Aprender nuevos hábitos en el amor me ayuda a sanar viejas heridas y a deconstruirme de una manera más libre.

Practicar la atención plena al aquí y ahora sin juzgar, me vuelve cada vez más consciente y eso me da conocimiento sobre mi. A partir de ahí se abrió un mundo de oportunidades nuevas.

Aprender a hacer desde el SER y a SER sin hacer.

Hoy elijo amar de otra manera. Cuesta (es un camino) modificar viejos patrones para crear otros. Me ayuda mucho la respiración silenciosa para transitar los momentos que me duele, que haría una cosa pero elijo otra, pero aún mis emociones me llevan a lo viejo.

Cuando cambiás, quizás comenzás con lo intelectual, pero lo emocional no te acompaña. Sabés que es el camino que elegís, pero aún SENTÍS como antes y ese es el desafío.

Aguantar ese momento, sostener la nueva acción a pesar de que el sentimiento te tira a lo viejo, a lo que no querés más y duele.

Respirá profundo, inhalá una y otra vez. Algunas veces te va a salir y otras no. Sé paciente y amoroso con vos.

Cambiar cuesta. Es un camino. Pero se puede y es hermoso lograrlo.

Amar en libertad es lo que quiero y en eso estoy. Animándome a lo desconocido pero encendida por el propósito.

Te animás a amar de una manera más libre? Contame.🙇‍♀️❤️

 

👉Por Marcela D’Ambrosio, directora de Capital Humano de #sabelatierra, creadora de @liveworkjoy Especialista en desarrollo humano, Coach ontológica, Instructora en mindfulness.