Arrancamos la semana a full y la propuesta de hoy es una “salsa” que sirve como comodín en cualquier receta salada!

Podemos agregarla para dar un toque final increíble a las ensaladas, pastas, arroces, papas al horno, guisos, etc, etc….

La idea es tenerlo hecho, en la heladera en un frasco de vidrio, listo para usar o llevar junto con nuestra vianda!

Es muy especial esta receta ya que para que sea power, la haremos proteica!

Ingredientes:

1tz de arvejas secas partidas (hidratadas y cocidas)

2 atados de albahaca

1 diente de ajo (si te gusta el ajo pueden ser 2)

1 puñado de nueces o almendras hidratadas.

Sal de mar o agua de mar.

Pimienta negra molida.

Aceite de oliva extra virgen (cant. necesaria)

Procedimiento:
Procesar las arvejas en un poco de agua de cocción junto con el agua de mar.

Picar la albahaca y el ajo. Unir a la pasta de arvejas e ir mixeando con algo de oliva hasta obtener la textura deseada.

Agregar las nueces y pimienta molida. Guardar en la heladera en frasco de vidrio esterilizado para darle más tiempo de duración, que torna en 7/10 días aproximadamente.

Tips:

Las arvejas pueden ser secas enteras, pero tener en cuenta que demoran mucho más en cocinarse.

Puede hacerse con arvejas frescas de temporada, aprovechando para cocinar bastante arveja y ya tener almacenado en el freezer.

Para una mejor conservación se le puede agregar oliva en el frasco, para que haga una capa protectora contra el aire que la oxida.

Si deseamos hacer de este pesto una mayonesa: quitar las nueces, agregar jugo de limón y aligerar su consistencia con agua tibia
Espero que lo hagan y compartan sus recetas… recuerden que regalando nuestras preparaciones creamos conciencia colectiva sobre la alimentación saludable!

Gracias Karina Ratti de @marphisaecofood por la receta!

Encontrás más recetas veganas de ella en la Sección Recetas Saludables de Sabe la Tierra haciendo clic aquí y los ingredientes en sus versiones agroecológicas los encontrás en los mercados #sabelatierra