Hoy haremos una receta MUY simple y para muchos original. Tan sencillo que parece mentira… por qué nadie te lo contó antes y vos comprando mermeladas sintéticas???!!! Estos días ya vemos frutillas en todos lados lo cual indica que estamos próximos a los primeros calorcitos. Pero si no conseguís aún frutillas, se puede hacer con cualquier fruta!!! CUALQUIERA, la que consigan!

INGREDIENTES:

1/2 kg de frutillas.

1/2 tz de semillas de chía (enteras) o lino (trituradas).

Dulzor a gusto.

Pizca (un susto) de agua de mar o sal de mar

PROCEDIMIENTO:

Licuar las frutillas SIN nada, no debemos agregar nada a la licuadora, sólo las frutillas limpias sin su cabito . Colocar la pulpa de las frutillas en el frasco donde ya iremos a conservar la mermelada. Endulzar a gusto (que sea lo más natural posible, siendo azúcar mascabo, rubia orgánica, miel, azúcar de coco, stevia casera, miel de coco, etc). Agregar las semillas, revolver y dejar reposar por unas horas.

La mermelada ya está hecha. Si te gusta más consistente, agregale más semillas y si sentís que es demasiado “pesada” su textura, agregale más pulpa de fruta

Se puede usar en tostadas, postres, yogures, tortas o budines, chia puddings, como gelatina si le ponés menos semillas, etc., etc., etc.

Y a disfrutarla!!!

Gracias a Karina Ratti de @marphisaecofood por esta original receta que creemos que te va a encantar!

Podés ver más recetas de ella en Sabe la Tierra Recetas Saludables haciendo clic aquí y acordate que en nuestros mercados #sabelatierra conseguís fruta orgánica y verdura agroecológica!!!