La propuesta de hoy es bien de esta época del año. Tal vez te parezca raro hacerla, pero seguramente la comiste hecha de forma artificial (en sobres o polvos) y no te resultó tan extraño! La idea es que la hagas totalmente casera… el sabor increíble que tiene casera es como para no comprarla más en sobres o calditos!
Ingredientes:

. 1 tz arvejas partidas secas
. 1 cebolla
. 1 verdeo
. 1 puerro
. 1 morrón
. 2 papas medias
. Agua cantidad necesaria
. Sal marina
. Jengibre
. 2 dientes de ajo
. Perejil fresco
. 1 hoja laurel (opc.)
. Pizca pimentón ahumado (opc.)

Preparación:
. Dejar toda la noche en remojo las arvejas. A la mañana colar y lavar.
. Cortar groseramente las verduras y colocarlas junto con las arvejas a cocinar junto con el ajo, laurel y pimentón ahumado y el agua.
. Cuando veas que ya está casi casi listo, agregale el perejil, la sal y el jengibre. Dejar que termine de cocinarse por unos minutos para que se integren los últimos sabores agregados. Apagar y dejar en olla tapada hasta que baje un poco su temperatura.
. Licuar
. Servir con perejil fresco picado y rawmesan (“queso rallado” vegano) en el caso de que lo desees!
. Si tenés arvejas frescas podés prepararla de la misma manera. No es necesario dejarlas en remojo. Su cocción va a ser mucha más rápida.
. Vale mencionar que las arvejas son legumbres y como tal aporta proteínas y contiene una destacada fuente de fibra.
. Si ves que te quedaron muchas arvejas cuando las remojaste y no las hiciste todas, conservalas en la heladera por unos días y podés hacerte un rico guiso de arvejas, una mayonesa vegetal de arvejas, un dip increíble para acompañar cualquier plato…
Vos pensabas que las arvejas sólo las podíamos comer en ensalada??? Preparate porque en las próximas recetas, vienen increíbles preparaciones con ellas!!!
Te deseo una hermosa semana….nos vemos en la próxima receta!